jueves, 29 de marzo de 2012

Los profesores de enseñanza básica y la música.

I. Datos del Texto
Título: Los profesores de enseñanza básica y la música. Autora: Mills, Janet.
Año: 1997 Capítulo: 1

II. Resumen.

La experiencia musical tiene que ver con la formación de los niños y es una experiencia activa de ellos mismos, donde "componen, interpretan y escuchan" (p.1). Por lo mismo, es para todos los niños y no solo para aquellos que quieran ser músicos o que presenten habilidades extraordinarias para la disciplina, sino que debe ser desarrollada como una experiencia individual de la cual participen todos los niños.
Los profesores no deberían ser especializados, ya que la música es para todos los profesores, ya que hay más ventajas en aprender con quienes conocen a los niños, más que con especialistas. Estos profesores, sí, deben contar con el apoyo adecuado y una preparación mínima para manejar los contenidos a tratar.

Todo el proceso de aprender música debe ser agradable, tanto en la composición como en la interpretación y escucha de los niños. Siempre debería ser algo que nos hiciera "sentir mejor" (p.3), y nunca un simple deber. 
Música es un ramo activo, interpretando y oyendo; para todos los niños; para todos los profesores; y entretenida. (p.3).
Los profesores no quieren enseñar música porque sienten que no están preparados, no porque la música no tenga importancia en la escuela. El problema con los especialistas es que tienden a trabajar como especialistas y no como asesores, pero se sigue recurriendo a especialistas porque los profesores generales no tienen confianza en sí mismos para enseñar el ramo, y porque los generalistas no han tenido la facultad de convertirse en los asesores que necesitan los con más dificultades en música. Así, la música puede llegar a ser "una demostración de las habilidades del profesor y no la promoción de la enseñanza del niño" (p.5). Sin embargo lo que un profesor debería aportar es la experiencia educativa, las técnicas pedagógicas utilizadas, desarrollando el autoestima musical, que se sientan satisfechos con lo que interpretan. Los niños logran más cuando "se los estimula a pensar de una manera positiva en sus habilidades y logros, consiguiendo al mismo tiempo, mayor desarrollo" (p7).
Para desarrollar un buen programa musical, hay que tener en cuenta la relación que tiene con el resto del programa básico y el papel que juega en la vida escolar. Lo principal es la "organización de la música. Los objetivos, planificación, preparación, evaluación, progreso, y relación con los demás ramos" (p8). 
El objetivo del texto es ayudar a los profesores a "desarrollar su propio marco de trabajo y diseñar e implementar un programa que se adapte a sus particulares circunstancias".


III. Breve apreciación personal
Creo que lo más valioso de este texto es el hecho de que los niños que quieren y pueden aprender música no son solo los músicos, sino cualquier niño que se sienta interesado, y que sienta que puede expresar algo a través de la música. Asimismo, creo que la relevancia de no tener un especialista en música enseñando a niños pequeños es un gran cometido, ya que no existe nadie que pueda enseñar mejor a los niños que los propios profesores especializado no en la disciplina, sino en la pedagogía a niños pequeños.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada